Cómo puede ayudar una centralita a tu negocio

centralita

La centralita es un indispensable en cualquier tipo de empresa ya sea pequeña, mediana o grande. Es algo que por muchos avances que hayan nunca debe faltar en un negocio. Esto se debe a que todas las empresas van creciendo y, por ende, los clientes aumentan y, por su lado, los proveedores no paran de llamar. Por tanto, se debe facilitar tanto a clientes como proveedores un sistema que gestione todas las llamadas con la atención y calidad que se merecen.

¿Qué es una centralita?

Pues, como su propio nombre indica, una centralita es un aparato que permite centralizar todas las conexiones telefónicas de nuestra empresa. La instalación de una centralita tiene como objetivo principal minimizar el número de conexiones que hay que hacer entre los diferentes dispositivos telefónicos, lo que consigue que se abarate la instalación de la red.

Llegados a este punto hay que saber que no existe un solo tipo de centralita sino tres diferentes. Escoger la más idónea para cada empresa va a depender tanto del tamaño de la misma, como el número de aparatos que se quieran conectar, etc.

¿Qué tipos de centralitas existen?

Como hemos comentado, existen tres tipos de centralitas telefónicas diferentes: las centralitas analógicas, las centralitas digitales y la centralita de Voz Ip. Y, ¿en qué se diferencia cada una?

Centralita analógica

La centralita analógica es la clásica centralita que se conecta a la Red de Telefonía Básica, también conocida como RTC (Red de Telefonía Conmutada). Esta centralita está diseñada principalmente para poder transmitir voz solamente, aunque también permiten el uso de datos como en un fax.

Pese a que están algo anticuadas y sólo sirven para gestionar llamadas, permiten conectar las líneas entre sí y a su vez con sus extensiones.

Centralita digital

La centralita digital es la conocida como RDSI (Red De Servicios Integrados). Es más moderna que la centralita anterior y está diseñada para utilizarse con otras redes telefónicas digitales y ofrecer datos y voz a la vez.

Este tipo de centralita reduce líneas, ya que dos líneas pueden utilizarse por una sola. Sumado a esto, permite ver la llamada entrante, hacer marcación rápida, dejar llamadas en espera, etc.

Centralita de Voz IP

La centralita de Voz IP es la más compleja y novedosa. Permite mantener conversaciones telefónicas gracias a Internet a través del protocolo IP. La señal digital se envía mediante paquetes de datos.

La centralita de Voz IP no deja de ser un equipo telefónico que se comunica mediante Internet, pero la ventaja es que apenas se precisa instalación previa, además de tener una configuración y unos ajustes más sencillos que las anteriores.

¿Cómo ayuda una centralita en tu negocio?

Una vez se conoce bien qué es una centralita y cuáles son sus funciones, se deben conocer todas sus ventajas a la hora de implantarlo en una empresa.

  • No se perderán llamadas y, por tanto, se fidelizará a los clientes.
  • Se ahorrarán gastos.
  • La centralita se adapta al negocio y no el negocio a la centralita.
  • La centralita podrá ir creciendo a medida que lo hace la empresa.
  • Se mejorará la imagen corporativa de la empresa.
  • Se optimizará la gestión interna.
  • Incrementará la comunicación y la eficiencia.

Si tienes dudas y no sabes qué centralita escoger, déjate aconsejar por un profesional.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *