Sistemas de reconocimiento facial

reconocimiento facial como funciona

A día de hoy encontramos diferentes modelos de reconocimiento facial que se han integrado completamente en nuestra realidad, a través de los teléfonos móviles, en los bancos, en Facebook o en Google Fotos. 

Los sistemas de reconocimiento facial son una tecnología del campo de la inteligencia artificial que permiten identificar a una persona analizando las características biométricas de su rostro. Todos los sistemas de reconocimiento facial capturan una imagen bidimensional o tridimensional de la cara de una persona, y luego comparan la información clave de esa imagen con una base de datos de imágenes conocidas.reconocimiento facial como funciona

Para llevar a cabo el análisis, es necesario que la persona se haya dado de alta en algún registro, de donde se extraen las características faciales que configuran su patrón biométrico. En la base de datos se almacena la imagen junto con su identificación.

A partir de ahí se obtiene un porcentaje de similitud de usuarios que identifica al usuario con aquel registrado en la base de datos con el que el porcentaje de similitud sea más alto.

reconocimiento facial como funciona

Una tecnología en continuo desarrollo

Los sistemas de reconocimiento facial aún necesitan perfeccionarse, ya que aún fallan en múltiples ocasiones. 

Los organismos policiales, utilizan este sistema para identificar a personas de interés en el desarrollo de investigaciones. En Interpol utilizan el reconocimiento facial, almacenando en su sistema las imágenes faciales enviadas por más de 160 países, lo que la convierte en una base de datos policiales única, a nivel mundial. Esto ha servido para identificar prófugos, delincuentes o personas de interés. 

reconocimiento facial como funciona

Un problema de privacidad 

Sin embargo uno de los principales problemas de esta tecnología es la privacidad. Y es que en países como China es normal la presencia de cámaras en la ciudad, así como el obligatorio escaneo facial de todas las personas que adquieran un teléfono móvil nuevo para garantizar que el gobierno pueda identificar a todos los usuarios de celulares y rastrear mejor a la población. 

En España también existen diferentes posturas respecto a los sistemas de reconocimiento facial. En la actual normativa vigente en materia de protección de datos, el RGPD y la Ley Orgánica Española de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD) se reconocen los datos biométricos como datos especialmente protegidos equiparando su categorización a los datos de salud, de ideología política, religiosa…etc. Y según el Reglamento General de Protección de Datos el rostro de una persona sí constituye un dato de carácter personal.

 

En resumen, solamente estaría permitido recoger información de datos personales para poder llevar a cabo el reconocimiento facial siempre: 

  • Que exista un consentimiento explícito del interesado.
  • Que el tratamiento se lleve a cabo para cumplir con las obligaciones y derechos del responsable del tratamiento o del interesado.
  • Que sea para proteger intereses vitales del interesado u otra persona física.
  • Que el tratamiento se efectúe por fundaciones o asociaciones sin ánimo de lucro siempre que el tratamiento se refiera a los miembros actuales o antiguos de tales organismos.
  • Tratamientos referidos a datos personales que el interesado ha hecho manifiestamente públicos.
  • Sea necesario por razones de interés público esencial y en el ámbito de la salud pública.
  • Que el tratamiento sea necesario para fines de medicina preventiva o laboral. 
  • Tratamiento con fines de archivo en interés público, investigación científica o histórica o fines estadísticos.
  • Cuando sea necesario para la formulación, el ejercicio o la defensa de reclamaciones o cuando los tribunales actúen en ejercicio de su función judicial.

Según indican desde Legal Today

Por lo tanto, no se trata de un sistema tecnológico bueno ni malo, sino que depende del uso que se le de. En todo caso, se trata de un gran avance que ha llegado para quedarse y que aún tiene mucho recorrido. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *